Una lástima, Burriana. Lo siento.

 Andaba servidor por la zona de Els Ports i Maestrat, a la sazón dos comarcas de esta provincia nuestra, en compañía de, entre otros, diez burrianenses de esos que se empeñan en conocer nuestra provincia, su patrimonio y su historia y, lógicamente, no dejaban de preguntarse cosas sobre estos pueblos y la comparativa con el suyo que no es otro que el nuestro.

Se preguntaban el por qué en Burriana no se hacían este tipo de visitas guiadas para las excursiones y los propios vecinos con cierta regularidad. Se preguntaban por qué no se potenciaba más nuestro patrimonio y las muchas cosas que tenemos y que pueden servir de estímulo para ese turismo que pueda venir a nuestra ciudad.

Se preguntaban y me preguntaban, como guía turístico que les conducía, por qué todo el patrimonio que veían de esos pueblos, no podían ver el Patrimonio de Burriana quienes por uno u otro motivo nos visitan. Se preguntaban el por qué de todas las mentiras y sandeces que se han vertido sobre el Museu de la Taronja. Se interrogaban a sí mismos y a un servidor sobre el Museo, no comenzado, del Cardenal Tarancón y se preguntaban, también, por qué el precio de una visita guiada al Museo Arqueológico Comarcal de la Plana Baixa de Burriana cuesta 4´50 euros mientras una visita guiada a todo Sant Mateu vale 1’50, una visita guiada a toda Culla cuesta 2 euros o una visita guiada a todo Benassal cuesta tan sólo un eurito de nada.

En fin, eso. Que hay que hacer con conocimiento, con participación ciudadana sincera, por parte de nuestros responsables municipales, y sin desconfianza en los ciudadanos que deseen participar. Hay que ordenar los recursos para ofrecer un producto turístico serio, atractivo y con posibilidades y no ir dando tumbos para construir sandeces en El Arenal o en cualquier otro espacio público.

Pero para todo ello hay que crear plazas hoteleras, facilitar la organización de actos y actividades, no a cualquier precio, que sirvan para difundir un nombre con mucho potencial y muy desaprovechado y que no es otro que Burriana.

Burriana, a diferencia de lo que se oyó en el último pleno, no va a cambiar ningún concepto turístico de una provincia que está despegando en este plano porque lo que hay que hacer para que Burriana despegue es llevar a cabo inversiones productivas y no realizaciones que supongan más gasto; requiere de instalaciones estables en la playa; requiere plazas hoteleras, lugares de ocio y de generación de riqueza y da la sensación que, algunos, no saben hacerlo y están creando una ciudad sosa y aburrida que, por más que nos lo digan, no va a ser capaces de revitalizar. Una lástima, Burriana. Lo siento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jenaro y no Genaro

Las aguas del PP de Burriana bajan turbulentas, a pesar de la aparente tranquilidad.

A seguir viviendo el día a día que es lo único que tenemos.