Entradas

Fitur y la productividad de las fotografías

Mira por donde, ayer me encontré a mi amigo el plumífero, ese que narra las crónicas de su población en varios medios de comunicación y, como casi siempre, lo encontré un poco cabreadillo. Al preguntarle el motivo, me indicó que acababa de ver las fotos de sus concejales en la feria de turismo y que le había dado un poquito de pena ver a qué habían ido a Madrid. Yo le dije, hombre algo tendrían que vender de la población que representan y, tajantemente, contestó que vendían humo. Vaya hombre, siempre ves la parte negativa de las cosas, le indiqué. Seguimos hablando de este y otros temas y como siempre dejó patente su inconformismo y sus ganas de ver como evoluciona su población de cara al futuro, de forma positiva, y no de la manera que lo están haciendo concluyó. Tomamos un café y nos despedimos. Hacía tiempo, más de año y medio que no nos habíamos visto y lo encontré igual. Inconformista, a veces un poco protestón pero trabajador y preocupado por su población que no termina de en

Fitur ...... Queda una semana para verlo

  Vuelve Fitur, la feria de turismo a la que todos quieren acudir y muchos de ellos sin saber para qué, aunque si el por qué. Hay municipios que acuden para promocionar sus hoteles aprovechando los recursos naturales, patrimoniales, etc. de su población y/o comarca o provincia y hay otros que confunden el lugar en el que promocionarse con el afán de hacerse las fotos de rigor con quienes ostentan cargos importantes en la administración actual. Hay destinos turísticos de diferentes niveles. Los hay que tienen un carácter provincial, autonómico y nacional o internacional y cada destino tiene que tener claro donde promocionarse, en base al tipo de público que ocupa, año tras año, sus pisos y apartamentos de alquiler o sus hoteles, si los tiene y en base a eso trazar sus políticas turísticas. Tener diversos planes estratégicos de turismo, sean integrales o no, no presupone que seas una ciudad turística y, además, cuando tus visitantes provienen de la zona de la comarca ¿para que ir a l

Feliz 2023 y paciencia para soportarlo

  Hoy no has sido tú, Rosa, quien me ha dicho que hacía días que no escribía un artículo, ha sido otra persona quien me lo ha dicho y en su honor, el tuyo y el de quienes leen estas reflexiones-comentarios-opiniones o cualquier otro nombre que se le quiera llamar, llego a casa y me pongo a escribir estas letras para, entre otros objetivos, felicitar a todos este año que vamos a comenzar en breve y que de breve no va a tener nada. Será un año largo y muy intenso en el que vamos a vivir muchos acontecimientos, variados y diversos. Va a ser un año para taparse los oídos, vendarse los ojos y ponerse un tapón en la boca para no decir lo que piensas, dejar de ver las cosas que se hacen y muchas de las que no se hacen y no escuchar muchas de las tonterías que nos van a decir o, mejor dicho, vienen diciéndonos desde hace demasiado tiempo. Sin embargo, como os he dicho lo que quiero es felicitaros a todos este “super año” electoral en que lo vamos a votar casi todo y en el que vamos a traza

A seguir escuchando a esas lenguaraces voces que llega mayo.

  Leo, veo y escucho innumerables voces en el devenir de Burriana que hablan de lo mal que lo hace el equipo de gobierno municipal y a través de sus palabras y voces no se les vé mas que rencor y amargura de lo que han sido y de lo que son porque, a algunos, se les ha terminado la teta de la que han chupado durante muchos años y que ahora pretenden volver a chupar desde otro punto de vista. He sido crítico de este equipo de gobierno, y lo sigo siendo en lo referido a gestión municipal, pero tengo que decir que menos mal que “estos” han hecho algo. Miremos legislaturas atrás   analicemos. No seré yo quien analice los veinte años de gobierno anterior en los que gobernaron los “otros”, los hechos están para verse y comprobarse. Sin embargo, las voces y las críticas que se oyen y, a veces se escuchan, que no es lo mismo, dan la impresión de que este equipo de gobierno no hace nada y es que su problema, el del equipo de gobierno, reside, entre otras cosas, en que no sabe vender su produ

"Sinvergüenza"

  Parece ser que la dominante tónica de insultar que se promueve desde la extrema derecha española para que los demás contesten y se establezca la equiparación entre todos aquellos que se dedican a la vida pública aquí en nuestra ciudad o allá en la capital se está estandarizando en todas partes, incluido nuestro Magnífic. Los insultos y las mentiras utilizadas, de forma periódica, por ese partido extremista que tiene en nuestro municipio dos representantes está llegando a lo más sublime de cuanto puede expresarse ante la opinión pública en general y de cuantos asistimos el pasado jueves al pleno municipal en el que el Sr., por decir algo, Jesús Albiol, acusó al concejal Sr. Vicente Aparisi de “sinvergüenza” sin aclarar los motivos por los que le decía tan ilustrativa palabra cuando, además, se hablaba de un tema de gran interés para nuestra ciudad como es la reforma del delito de sedición que está promoviendo el gobierno de España. Según la RAE sinvergüenza” es aquel que comete ac

El agua como excusa

  Por no decir que ha sido el abandono, la desidia y la mala gestión, diremos que ha sido la lluvia, la intensa lluvia que ha caído estos días pasados, la culpable de que el árbol, tipo abeto, que hay delante del Ayuntamiento se haya quedado sin esas hojitas pequeñitas que desde hace años han ido soltando su negra melaza sobre la acera y los vehículos que aparcaban a su sombra, entre otras cosas como muestra de que, poco a poco, se iba muriendo. De igual manera, diremos que ha sido el agua la que ha ido ahogando y matando sin ningún tipo de control los setos del jardín de la Plaça Major de Burriana sometidos a un riego excesivo, durante años, todos los días, llueva o haga sol y que ha podrido hasta las raíces, pero siempre podemos atribuirlo, además, a los caninos que suelen hacer sus necesidades líquidas en ellos o al agua que tiran sus dueños para limpiar el olor de las mismas. Siempre tenemos que buscar una excusa para algo. Para el mal estado de los jardines. Para la falta de p

Vengo del cementerio y es por la noche

Anochecía en Burriana. Martes uno de noviembre. Habían sonado las seis y treinta de la tarde cuando nos adentramos en el interior del camposanto. Dos minutos antes, dos señoras en toda su libertad de expresión abrían una cartulina en la que se leía “Esto es un camposanto. Exigimos respeto”, por cierto la misma libertad de expresión de quienes nos adentrábamos en el cementerio donde reposan gran cantidad de antepasados de los allí presentes. Comenzaba la actuación de un actor que a la puerta de la capilla, a la luz de las velas eléctricas, hacía un repaso por el mundo de Don Juan Tenorio, ese texto teatral en el que Don Juan pretendía a Doña Inés, sin embargo el tema principal era la muerte entre los protagonistas de la primera interpretación real de tan archiconocida obra. El silencio y el respeto nada tenía que envidiar al respeto de quienes habían visitado el camposanto a lo largo del día, incluido el de las dos señoras que habían extendido la cartulina ante la indiferente mirada