Entradas

Paciencia hoy tengo un día turbio.

  Estamos sumidos en una crisis. Sin lugar a dudas eso no es nuevo. Y, además, lo estamos desde hace mucho tiempo. Incluso desde antes que Sánchez llegara a la Moncloa. Sin embargo, la tenemos desde que, las administraciones públicas dejaron de tener el control, total o parcial, sobre sectores básicos para la población como puedan ser las energías, los combustibles y ciertos aspectos del sector primario o de la alimentación, ese sector en el que el agricultor o ganadero se las ve y desea para hacer rentable su producto y que se encuentra, siempre, bajo el poderío de las grandes empresas que controlan el mercado. Hace cincuenta años que el sector agrícola en nuestra provincia y, especialmente, la naranja dejó de ser rentable. Estoy hablando de los años setenta allá por cuando Nino Bravo tuvo un accidente, Formula V y Diablos sacaban sus canciones del verano o cuando Georgie Dann nos trajo esos ritmos del otro lado del muro. Si, ya ha llovido. Pero algunos de quienes pueden leer es

Felices fiestas y a pasarlo bien.

  Andaba servidor por la zona de Els Ports i Maestrat, a la sazón dos comarcas de esta provincia nuestra, en compañía de, entre otros, diez burrianenses de esos que se empeñan en conocer nuestra provincia, su patrimonio y su historia y, lógicamente, no dejaban de preguntarse cosas sobre estos pueblos y la comparativa con el suyo que no es otro que el nuestro. Se preguntaban el por qué en Burriana no se hacían este tipo de visitas guiadas para las excursiones y los propios vecinos con cierta regularidad. Se preguntaban por qué no se potenciaba más nuestro patrimonio y las muchas cosas que tenemos y que pueden servir de estímulo para ese turismo que pueda venir a nuestra ciudad. Se preguntaban y me preguntaban, como guía turístico que les conducía, por qué todo el patrimonio que veían de esos pueblos, no podían ver el Patrimonio de Burriana quienes por uno u otro motivo nos visitan. Se preguntaban el por qué de todas las mentiras y sandeces que se han vertido sobre el Museu de la Tar

Sin remedio. Preparémonos para lo que nos viene

  Vaya calor que estamos teniendo. Pero dicen que las temperaturas más altas ya las hemos sufrido este verano y que poco a poco irán bajando. Uf……. Menos mal que si no …….. Dicen, también, que hemos tenido, al menos, siete olas de calor y, mira por donde, yo sin enterarme y es que, para mí es todo una ola continua desde que empieza a hacerlo, hasta que se termina y, para mi desgracia, cada vez empieza antes y termina después. Pero, en nada. A la vuelta de la esquina estaremos quejándonos de las lluvias que, este año, acabaron bien entrado junio. Nos quejaremos del frío que llegará con el invierno y que por estas tierras deberíamos estar calladitos porque tenemos un invierno más que suave y sin motivos para la queja. Nos quejaremos, también, del otoño en cuyo periodo las hojas de los árboles descienden a ras de suelo y ensucian las calles, nuestro portal y el jardín de nuestro adosado. Y ya, finalmente, nos quejaremos de la primavera porque el polen nos trae polen, alergias y resfri

Suerte señor presidente y aguante hasta el final

  Es indudable que los compañeros de viaje se los busca uno y, aún pensando que pueden ser buenos, a veces le salen rana y lo único que hacen es poner palos en las ruedas, entorpecer la gestión del viaje y hasta, en algunos momentos, hacerte pensar en bajarlos de vehículo y poco menos que mandarlos a ……………… al punto de destino o de salida, tanto vale, por no decir lo que estoy pensando y tú también. Eso es lo que debe ocurrirle al Presidente del Gobierno cada vez que sus socios de gobierno abren la boca y hablan de cualquier tema relacionado con lo que sea. Ahora llega la polémica de si el Rey se levantó o no al paso de la espada de Simón Bolivar, esa espada que probablemente debiera usar Pedro Sánchez para desalojar de las sillas que ostentan en el Consejo de Ministros los representantes de las siglas de Podemos. Pero no lo digo, simplemente, por este motivo. Una y otra vez han dejado en entredicho a más de un ministro, a las vicepresidentas o al propio presidente y es que no sabe

Burriana no puede perder tantos trenes

  Leo, veo y escucho opiniones diversas sobre temas como el Arenal Sound, Sant Gregori, etc.   pero estos dos temas, importantes para el futuro de esta ciudad que nos acoge, son constantemente atacadas por aquellas fuerzas, iguales o similares que anclaron Burriana en los setenta de que siguen vigentes, beligerantes y a las cuales les deseo que no salgan triunfantes por el bien de esta ciudad y para todos quienes vivimos, pernoctamos o simplemente nos da la gana de que progrese. Esta madrugada finalizaba el festival Arenal Sound y los profetas y agoreros lanzan sus flechas envenenadas contra quienes nos representan en el Magnífic, quienes respaldamos el festival, aunque sea de otra forma, y contra los organizadores porque rentabilizan su negocio. Probablemente si en vez de dedicarte a la enseñanza, el deporte, la banca u otra profesión tan digna te dedicaras a esta que realizan estas personas, siempre que lo hagan con la legalidad que corresponde, no hablarías así y tus sanguinarias

El monte necesita medidas radicales para salvarlo

El monte, ante todo lo que está ocurriendo, necesita de medidas radicales. Necesita, quien sea, apartar del medio a esos ultra-ortodoxos del ecologismo que dicen que no se debe hacer nada en él, pero que tampoco lo ayudan cuando nos necesita y luego critican a quienes dirigen nuestros pueblos y CCAA o al propio Estado, a pesar de estar transferidas las competencias.. Siempre se ha dicho que los fuegos del verano se apagan en invierno y algunos se preguntarán ¿Cómo? Sencillamente como se hacía hace varias décadas, dejando pastar a los ganados de ovejas y cabras que limpian de forma espectacular el sotobosque y, al mismo tiempo enriquecen la tierra con sus restos. Sin embargo, la culpa es compartida por todos. Ciudadanos que no paramos de contaminar y de abandonar espacios que deberían estar limpios. Falta de proyectos e iniciativas de nuestras autoridades cuya incapacidad no les lleva a crear proyectos que puedan permitir mantener en buen estado nuestros montes. Y como no, de todos

Situaciones inoperantes para esta ciudad

  Lo de siempre. Basta que haya un proyecto, más o menos viable, en Burriana para que se empiecen a poner palos en las ruedas, pedruscos en mitad de la carretera y/o trampas en el bosque para evitar que se lleve a cabo y, todo ello, gracias als “nasos peluts” que, desde siempre, han impedido que esta ciudad que nos acoge avance y diversifique su tejido productivo que, en realidad, no sabemos cual es. Digo esto a raíz de la lectura de unos comentarios sobre la campaña que ha lanzado la empresa que, bajo el nombre de Calamós, vende pisos y apartamentos en lo que será Golf Sant Gregori y es que estos criticones, de ambos extremos del espectro político, no son capaces de ver más allá de sus narices y no se dan cuenta que esa campaña no va dirigida ni para ellos ni para mi mismo, sino para una serie de inversores, que siempre los hay, que pueden hacer que Burriana sea su primera o segunda residencia. No voy a entrar en cuestiones técnicas, no es mi parcela, sólo voy a dar mi modesta opi