Sr. alcalde, no permita que estas delegaciones estén en manos de incapacitados, el daño puede ser mucho e irreparable.

 Hola Rosa, que tal estàs, espero que bien, yo también. Ya lo se, hace un tiempo que no escribo, però es que ando con mis viajecitos y escribiendo de ellos en el periódico digital Crónica Viajera y me queda poco tiempo para estas cosas de escribir de uno de mis pueblos pero lo de hoy vuelve a ser de risa, me pone las pilas y me suben no se cuantas cosas que me lleva a escribir y, en este caso, lo haré de nuestro Magnífic.

Hace ahora, más o menos un año, el señor alcalde de nuestra población eligió a los concejales y les distribuyó las delegaciones, con la suerte que la de cultura se la designó, probablemente, a quien más daño pudiera hacer a la misma cultura y al propio ayuntamiento.

Sin embargo, creo que está respondiendo a las directrices de la alcaldía al intentar convertir Burriana, tu pueblo y uno de los míos, en una ciudad turística. Gracias a nuestro flamante y exultante concejal, a la vez diputado autonómico, estamos teniendo una serie de campañas publicitarias gratuitas que ya las quisieran algunos municipios de nuestra provincia.

Tras su nueva acción cultural se ha desplegado una campaña publicitaria espectacular que si tuviéramos que pagarla nos costaría muchísimo. Y si no se lo creen sólo tienen que poner cualquier canal de televisión y poder comprobarlo al no permitir que en la biblioteca municipal, bajo las órdenes del ultraderechista concejal, en la zona de videoteca, no se puedan ver dos películas con grandes premios en este mismo año. “Barbie” con seis premios Oscar y “20.000 especies de abejas” con quince nominaciones y tres premios Goya. Somos la comidilla de España.

Y, es que a este joven concejal, algunas películas, libros y lenguas no le gustan demasiado y por eso elige no comprar ciertas revistas, no adquirir algunas películas y, por supuesto, no utilizar la lengua de Vicent Andrés Estellés a la que parece tenerle animadversión.

No obstante la culpa no es suya, es de quien le protege que no es otro que quien le otorgó las delegaciones que ostenta. Tras convocarle al alcalde una manifestación por retirar de la biblioteca varias revistas escritas en valenciano, tras protagonizar el escándalo de retirar libros de la biblioteca con carácter feminista, sexual o lgtbi, tras no querer colaborar con el festival Emac. o Maig di Gras, sigue a sus anchas haciendo lo que le viene sin atenerse a ninguna directriz del equipo de gobierno y teniendo que salir el alcalde a rectificar, como diría Pérez Reverte, las cagadas de tan ilustre representante público.

No le voy a pedir que lo cese, cuando se pide una cosa de esas tiene, siempre un sentido totalmente contrario. Me gustaría Sr. Alcalde de Burriana que lo nombrar, además, concejal de turismo, no hay nadie como él para aprovechar la difusión del nombre de este pueblo que nos acoge.

Creo que infravalora a tan insigne personaje cuya capacidad es capaz de desacreditar a cualquier técnico de cultura, director de biblioteca etc. sin embargo como promotor de campañas turísticas promete mucho y visto el interés del equipo de gobierno municipal en la promoción turística, está sembrando un gran futuro para este tipo de actividad en Burriana.

Adelante Sr. Monferrer. Vamos por buen camino. Un amigo de Madrid me manda un pantallazo de televisión, otro de Barcelona me envía una nota de prensa de una agencia. En cambio un Burrianero que me escribe un Whatshap desde Toledo me dice que siente vergüenza de ver a su pueblo en televisión y me reclama la república a lo que yo le respondo que, probablemente esta sería bananera.

 En fin, haga como otros alcaldes de esta provincia ,a los que no les ha importado tanto la silla y no permita que estas delegaciones estén en manos de incapacitados el daño puede ser mucho e irreparable. Y no creo que Ud. pretenda eso.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Jenaro y no Genaro

Sr. Alcalde de Burriana – Borriana, això no es res per al mal que el Sr. Albiol farà a la cultura del seu poble.

El monstre de la llengua ix de la caverna