Algunos tienen el poder tomado desde dentro

Si, señores, ya han pasado tres años y nos encontramos a las puertas de un cuarto año que desembocará en unas elecciones municipales allá por el último domingo del venidero mes de mayo del año del señor de dos mil veintitrés.

Digo pues que, a algo más de trescientos días de la jornada electoral municipal, los visos de futuro de esta ciudad que nos acoge no son excesivamente halagüeños en vista de lo que hay y de lo que se presume, se intuye y se huele en los ámbitos políticos de los partidos que forman parte del arco parlamentario local.

Tras tres años de legislatura, oposición y equipo de gobierno andan a la greña. Los unos con escasez de propuestas y ejecuciones, los otros con ninguna iniciativa más que la de llevar la contra a una acción que, si hubiera o hubiese tenido buenos gestores, habría sido muy fructífera tras el gran esfuerzo de haber reducido la deuda a unos porcentajes muy positivos y que pueden permitir interesantes proyectos para una ciudad que requiere de muchas cosas y que tiene un capital muy desaprovechado, incluido el humano.

Es indudable que quien nada hace, en nada se equivoca y sin duda alguna el equipo de gobierno se ha equivocado en algunas ocasiones y si hay que reprocharle algo ha sido su falta de agilidad para enmendar una plana en la que la oposición capitaneada por un Partido Popular, que anda promocionando a su próximo candidato en los medios sin acertar ni una, no ha sabido estar a la altura de muchas circunstancias en las que ha prevalido más el “si tú dices sí, yo digo no” que en realidad buscar el beneficio y la mejora de la ciudad que, electoralmente, les ha dejado en el banco opositor.

De los otros dos grupos de la oposición, en el sector de la ultraderecha radical, nada que objetar que no sea poner palos en las ruedas y criticar , especialmente, aquello de lo que ahora no cobro y que antes si que lo hacía y defendía, con sueldo, y a capa y espada. Del otro grupo, pasado de Ciudadanos a no adscrito, que decir, hablar al dictado de algún otro en cierto tema y nada de nada en lo demás.

Del equipo de gobierno que decir. Pues que con sus claroscuros manifiestos no ha tenido una visión de ciudad definida; no ha sido capaz de realizar inversiones productivas en los dos ejes en los que se debe vertebrar la ciudad, el Arenal en la playa y el centro histórico y El Pla en el casco urbano, una lástima y es que en parcelas como la cultura, mucho que desear, falta de ambición y pelotas fuera para no complicarme la vida. Qué decir del Museu de la Taronja o del estado de la Mercé tras siete años de gobierno.

Dirán ahora vamos a invertir muchos miles de euros en la mejora de la Mercé y yo les digo si en lugar de eso hubieran invertido un poco cada año ¿no creen que su estado sería mejor?

Una pena. Queda, como digo un año. Las derechas, la ultra y la más cercana, ya tienen designados a sus candidatos mientras en las izquierdas, la una definida y la otra siempre sin definir, aún apuntan dudas sobre quienes encabezarán las listas y es que con todo esto de primarias, secundarias y terciarias los ambientes están revueltos, aunque algunos tienen el poder tomado desde dentro. Saludos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las aguas del PP de Burriana bajan turbulentas, a pesar de la aparente tranquilidad.

Jenaro y no Genaro

Señora alcaldesa, no desista. Sant Gregori es futuro. A pesar de ellos.