lunes, 16 de noviembre de 2020

Seré idiota ....

     A veces, cuando intentas colaborar con asociaciones o entidades de carácter social y notas que eres aceptado, te alegras de aportar iniciativas, proyectos y nuevas opciones que solucionen, o al menos alivien, la carga que muchas familias padecen con el objetivo de hacerles más ligeras las vicisitudes que la vida les ha hecho llevar.

Pero también es cierto que cuando dentro de estos colectivos encuentras gente muy interesada en cuestiones particulares, más que colectivas; cuando vislumbras que su interés, del que sea, profesional, económico o de “influencer”, está por encima del interés general, al menos a mí, me jode mucho.

Hoy estoy calentito. Además del mal día que he tenido, al llegar al anochecer me he encontrado con uno de esos individuos a los que me he referido antes y tras una breve conversación en la que me ha insinuado ciertas cosas que no voy a referenciar, me he cabreado aún más de lo que ya estaba antes y me he ido cerrando la puerta, eso sí un poco fuerte al escapárseme de las manos la misma. No soy de quienes cierran de portazo, ni las propias puertas, ni las situaciones de la misma vida.

Tras encontrarme con un amigo, le he comentado brevemente lo ocurrido y me ha espitado que no escribiera en mi blog en caliente, pero es que a veces hay que hacerlo para sacar la rabia que cada uno llevamos dentro, eso sí, como decía cierto político “sin acritú”.

Sin embargo, y ante la experimentación vivida, me siento mal, me ronda por la cabeza la empatía que tanto escasea en algunas personas que ocupan lugares preferenciales en algunas asociaciones y que en lugar de atraer asociados se preocupan de espantarlos para que no se les termine el chollo. Se encargan de malpensar de todo aquél que tenga ideas y propuestas y, por si acaso, no dejamos que se acerquen demasiado por si me mueven la silla, sea de cobro o no porque, en algunas ocasiones, la silla puede traer otros cargos a la familia o amistades.

Escribo esto y dudo de publicarlo. Narro una situación vivida, ofensiva para mí, y encima tengo mal estar. Seré idiota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario