sábado, 23 de septiembre de 2017

He vuelto a descubrir el CD


Siempre he sido un gran “escuchador” de la radio y, además, no he sido muy fiel a ninguna cadena, dado que he escuchado diversas para hacerme una idea, más o menos real, de la situación ya que la línea editorial tiene mucho que ver en el sentido de la noticia.

En todas ellas la información es la misma, más o menos, pero cada frecuencia del dial tiene sus matices, pero sin embargo lo que está sucediendo en Catalunya y el hartazgo que me viene produciendo, no ahora sino ya hace varios años, me ha hecho redescubrir el CD cuando subo en el coche y, además, darme cuenta que en el mando de la televisión hay un botón, normalmente de color rojo, que sirve para apagarla, aunque esto último me cuesta más.

Lo vengo diciendo desde hace muchos años y me han llegado a saturar y para ello pongo un enlace para que vean que esto no es nuevo en mí: 

Y es que la verdad, es para ponerse a llorar.

A mí, siempre me han enseñado que tengo unos derechos y también unas obligaciones; cuando era pequeño me decían que tenía que cumplir las normas y, más o menos, lo he intentado; si no las cumplía me castigaban o me llevaba algún cachete y por ello no me considero maltratado; en fin eso que nos hemos puesto unas normas y que debemos cumplirlas y si queremos cambiarlas hay que llevar un proceso.

Pero no quiero yo hablar de “eso”, allá cada cual con su pensamiento. Yo lo que quería decir era que gracias a “eso” he redescubierto que mi coche tiene CD y que puedo escuchar a quien me gusta y no a quien me aburre y que, con ello, he recordado que tengo, entre otros, CD’s de Alejandro Sanz, de Malú, de los Beatles, que tengo música de los Queen o de los backstreet boys e incluso he llegado a comprarme dos nuevos CD's de música variada, uno de ellos de canciones francesas y así practico el idioma con algunas melodías de Charles Aznavour.

Gracias a “eso” vuelvo a deleitarme con la música seleccionada por mí de aquellos cantantes o grupos que me gustan y que, de seguir así, me haré adicto al CD en detrimento de una radio con escasa variedad temática y de opinión, que sirva para informarme y no para hartarme de escuchar lo mismo y a los mismos con unos tertulianos demagogos y que, a algunos, sólo les interesa “la pasta” que les pagan sin tener ni principios ni valores para formar a una sociedad.


Parodiando el título de una canción “el CD mató mi estrella de la radio”

sábado, 9 de septiembre de 2017

Sobre fiestas


Me comentó una amiga, al finalizar la procesión de la Patrona de Burriana, el pasado día ocho que en mi anterior artículo no escribía sobre las fiestas de la Misericòrdia y es que lo que en realidad quería decirme, lo escuché entre líneas, era que le diera “caña al mono” y que pusiera a parir a los responsables de las mismas.

Bueno, pues a ello voy. En primer lugar voy a decir, querida amiga, que la representación municipal en la misa de la mañana estaba formada por siete representantes municipales de los veintiuno que conforman el pleno municipal y que, por la tarde en la procesión, la representación era la contraria, siete faltas y catorce presentes. Claro es que por la tarde se luce más palmito y te vé más gente que por la mañana, a pesar de que el Ayuntamiento tenía los mismos concejales por la mañana que por la tarde. Primera crítica.

Segunda, como la vaca, que yo sepa aún no la han encontrado, voy a ello. La vaca nunca debió escaparse y ello es motivo para criticar que se fallara en seguridad, pero de ahí a lo que se está diciendo va un trecho y lo de los toros embolados, si que requiere una pequeña reflexión. Lo que hay que decir es la verdad, en uno o en otro caso, y no decir mentiras que, al final y como dice el dicho, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Y en este caso lo han pillado con “el carrito del helado”. Si se hubiera dicho la verdad, no hubiera pasado nada, pero ….

Sin embargo, leo las críticas de los grupos de la oposición y parece ser que estos temas son prioritarios para el devenir de Burriana; que esto es el acabose y, en cambio a mí me preocupa mucho más que en los plenos municipales, ni tripartito gobernante, ni tripartito opositor lleven puntos al orden del día que posicionen a Burriana hacia un futuro más prometedor; pero eso no es de ahora; es de hace muchos años, creo que desde que se aprobó Sant Gregori, allá por el primer año del nuevo milenio y, a pesar de su importancia y trascendencia, así nos ha ido. Pero, el tripartito gobernante lo lleva haciendo desde hace algo más de dos años y antes de esto hay tres lústros de pasividad total en la gestión municipal.
Volviendo a las fiestas, que me desvío. Leo el programa y sigo viendo lo mismo que en años anteriores, los toros, las paellas, y casi un plagio de las del año anterior, menos mal que se está canalizando, un poco, la participación de las peñas con más y más diversos actos que hacen que se popularicen y diversifiquen, un poco más, las fiestas. Menos mal que no ocurre como con las fallas que desde hace muchas décadas el programa no sólo no se amplía sino que se reducen los actos.

Y para llegar al final, nuevamente tengo que decir que no sabemos aprovecharnos de la batalla de flores que ofrece unas carrozas espectaculares y una actividad, a todas luces muy importante y que casi nadie, de fuera de la población llega a conocer. ¿Se han enterado de l’Anunci de Morella? seguro que sí, en cambio las carrozas de Burriana nadie las promociona.


Nada, eso que a aprovechar lo que quede de fiestas que el lunes hay cole y, a muchos se les acaban las vacaciones. Yo desearía que a algún concejal de los tripartitos se le acabaran, también, sus vacaciones y se gane el sueldo 

jueves, 7 de septiembre de 2017

Cosas por hacer hay muchas


Bueno. Ya sé que estamos en fiestas y, por lo tanto, no voy a hablar de ellas, dado que, hablar de fiestas, de su organización, de sus errores de la confección de un programa y del acierto de su ejecución todos somos maestros y sabemos demasiado y, además, ya hay quien se está encargando, por las redes, de poner a caldo a la responsable municipal e incluso, casi, acusándola de ser gafe en estos menesteres. Pero a estas alturas todos conocemos, también, sus verdaderos intereses.

Pero no voy a hablar de las fiestas y, ni siquiera, de “las vacas del pueblo que se han escapao”. Voy a hablar de algo que cada vez, cuanto más paseo por esta población, me entristece al ver, como digo siempre, las grandes posibilidades que tiene y todas ellas desaprovechadas.

Si paseo por el caso urbano me encuentro con una gran cantidad de edificios con un porte modernista y que no tienen ningún proyecto de mejora ni de proyección y de aprovechamiento cualquiera y, ni siquiera de protección y conservación real.

Hallo un Museo de la Naranja cerrado a cal y canto y con una iglesia romano-gótica que antes de poderla visitar tengo que averiguar el horario de culto para poder visitarla. Me encuentro una ciudad gobernada por la chatarra de los coches que campan por doquier sin aparcamiento adecuado que libere espacio para uso de los ciudadanos.

Pero, es que, si paseo por el campo me encuentro con un Clot, muy mejorable; un patrimonio arquitectónico rural olvidado y abandonado por la mano de quienes nos gobiernan y nos han gobernado; y cuanto más me acerco a la playa más me entristece la incapacidad de unos gobernantes incapaces de  aprovechar este espacio para el desarrollo de la ciudad y aprovechamiento de los ciudadanos.

Ahora que estamos a punto de reiniciar el curso vital de una población, que no coincide con el año natural, me gustaría que aparecieran temas de interés y relevancia en el orden del día de los plenos municipales y que potenciaran esta ciudad que requiere de una mayor visión de futuro; que requiere de un liderazgo municipal considerable y de capacidades de trabajo y de gestión que sean capaces de tener una visión temporal más allá del día a día o de lo que pueda ser más de un ejercicio fallero.


Iniciamos curso, temporada invernal, periodo de trabajo después de unas relajadas vacaciones, o no; vuelta a la normalidad, los niños al colegio y los mayores al trabajo, eso, al tajo con ganas e ilusión, dado que cosas por hacer hay muchas.

lunes, 21 de agosto de 2017

Titulares alegres


Leo, con alegría, los titulares siguientes:
“Diputación asigna cuatro desfibriladores a Borriana para luchar contra la muerte súbita”
“El PP confía que la ayuda de la Diputación sirva para corregir el abandono del Clot”

Sin embargo, lo que me resulta chocante no es la noticia, sino quien da la información que, en este caso, no es otra que la concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de Burriana y componente de la “leal” oposición, Chelo Suay.

Pero, no es el único anacronismo que hay en ella, sino que también cabe destacar que quien debería dar la noticia es el gabinete de prensa de nuestro Magnífic que, a lo mejor, no se ha enterado de la noticia o no la ha querido dar porque la Diputación está en manos del Partido Popular y esa noticia puede producir urticaria.

Me soplan que, departamento y concejal, pueden estar de vacaciones o incluso que no les haya llegado la notificación correspondiente y que la concejala del Partido Popular, haya tenido información privilegiada. Vaya hombre. Como siempre. “ Entre todos los mataron ………” pero no es la primera vez.

Es indudable que la gestión informativa del Ayuntamiento en lo que llevamos de legislatura no ha sido la más idónea. Con tres cambios efectuados. Con una delegación en el equipo que no correspondería; con un insuficiente gabinete; con un departamento de alcaldía bajo mínimos y con, a veces, negligencia en la información y los métodos, poco se puede conseguir que no sea ir saliendo del paso en detrimento del derecho a informar a los ciudadanos, cosa que algunos intentan suplir con la mentira de los presupuestos participativos y la falacia de las consecuciones que, ellos, dicen propiciar, en su mayoría carentes de proyecto.

Quedan menos de dos años para la cita con las urnas municipales; menos de un año para el inicio del final; a escasos doce meses del inicio de las diferencias y del comienzo de las divergencias que marcarán el punto de partida de las elecciones del diecinueve; quedan pocos meses para que se cumplan ciento doce años del nacimiento del Cardenal Tarancón; veintiocho de la rehabilitación del Centre Municipal de Cultura la Mercé, del que no se han celebrado sus veinticinco años, claro que tal y como está, mejor no mentarlo; veinticuatro del cerrado Museu de la Taronja y un largo etc. de cosas que de no conseguirse las medallas que los mejoren, van a ser las armas arrojadizas de unos hacia otros. Si se atreven.

Y, mientras tanto, la oposición da las noticias sobre las mejoras que se harán en el Clot, en el tema de los desfibriladores, de los caminos rurales con el objetivo de afear la gestión de algunos concejales del equipo de gobierno, los más resolutivos; la de algunos de los otros, se afea sóla.


Eso, que una pena, que no se afianzan las posiciones en busca de un presente de trabajo para conseguir un futuro esperanzador y con posibilidades, especialmente, para quienes tienen un largo futuro por delante que son los jóvenes.

viernes, 18 de agosto de 2017

Hoy estoy dolido

Hoy, tal y como me acosté ayer, me he levantado con el alma herida, con unos sentimientos encontrados y con mucha rabia contenida para que mi boca no diga lo que piensa mi cabeza.

Ayer fue un día de triste balance. Una jornada luctuosa y digna de olvidar para una memoria frágil que no debería permitir que lo ocurrido cayera en el olvido y que esa, tan denostada memoria histórica, impidiera olvidar para no repetir los mismos errores que esa, memoria histórica, está cometiendo.

Ayer todos fuimos vejados, atropellados y, hasta un poco, asesinados por una serie de fanáticos que, además de no conseguir nada, ni siquiera el paraíso, hacen mucho daño a su propia sociedad, su propia cultura y a esa religión a la que dicen servir en nombre de no sé quien, que les induce a hacer no sé qué, y que les promete no sé cuanto.

Hoy, además, estoy cabreado por muchas cosas. Por la injusticia de los hechos. Por las personas fallecidas o heridas. Por sus familiares y amigos y por la inocencia de unos seres humanos que estaban en un momento, en un lugar determinado paseando con sus personas queridas y que ni se esperaban ni se merecía que un descerebrado hiciera lo que hizo en nombre, repito, de no sé quien.

Lo aseguro. Estoy dolido conmigo mismo por la impotencia de una solución que, sin quererlo, tendrá connotaciones negativas para todos, por unas cosas u otras y por qué lo ocurrido deberá llevarnos a reflexionar sobre muchas cuestiones que todos vislumbramos y que no nos atrevemos a decir para que no se nos tache de racismo, xenofobia u otros apelativos que “la progresía” no quiere analizar con minuciosidad.

No seré yo quien lo haga, pero es necesario reflexionar sobre lo que hemos hecho y estamos haciendo y, sobre todo, sobre lo que estamos dispuestos a hacer y hasta qué punto llegar para evitar nuevas situaciones complicadas.


Hace unos meses todos fuimos Francia, Reino Unido, Alemania o Bélgica. Hoy todos somos España.

lunes, 14 de agosto de 2017

Aromas de verano

Dice, la poesía y la canción, que llueve tras los cristales. Sin embargo, por mi ventana entra un sol radiante suavizado con una brisa marina que me da un aliento de frescura en una mañana que, seguramente, dará paso a una calurosa tarde de verano que precederá a una noche  agradable y con facilidad para que Morfeo nos acoja en su regazo.

Los árboles apenas mueven sus verdes hojas agitadas por el escaso discurrir del viento entre sus ramas y, mientras, algunos pájaros revolotean por un cielo azul que apenas vislumbra alguna pequeña nube que ni amenaza lluvia, ni se espera que lo haga.

Uyyyyyy…. Que romántico estoy este lunes de agosto, víspera de esa festividad que divide el mes en dos, y en el que la mitad de nuestros cuerpos está de fiesta y la otra mitad lo desea.

Al lado de una playa repleta de complexiones que colorean sus blancos cuerpos o en pueblos de interior disfrutando de paisajes, sendas y caminos angostos, se disfruta, según gustos diversos, de una vida que ralentiza su actividad a favor de un descanso merecido tras un año de ocupación profesional, a veces, con exceso de labores.

Nada, eso, que muchos estais de vacaciones en este mes, por excelencia, dedicado a tan necesario menester y a tan loable función que os permite disfruta de las fiestas de barrios, pueblos, pedanías o comunidades de vecinos que aprovechan para dinamizar sus vidas, de forma diferente a los once meses restantes del año.

En fin, que bueno, a aprovechar las vacaciones. Uyyyyyy…. Suena el teléfono, ¿Te acaban de fastidiar la jornada, un problema en el taller te fastidia la mañana? Pues paciencia. Mañana es fiesta y tienes cerrado a cal y canto, como casi todo lo demás.


domingo, 13 de agosto de 2017

Radiografía

Hoy, en este apartado particular no voy a decir nada, sino a reproducir la introducción del plan estratégico de turismo encargado por nuestro Magnífic Ajuntament.

1.1 Antecedentes

Hablar de Borriana es hacerlo de un municipio que pasó de ser el centro mundial del comercio de los cítricos con edificios modernistas, puerto para la carga y descarga, y una sociedad cultural más desarrollada que sus vecinos a convertirse en un municipio indefinido económicamente, resignado a vivir como ciudad dormitorio y con algunos de sus sectores tradicionales muy tocados económicamente.

En este escenario el turismo no ha sido tradicionalmente considerado una actividad económica relevante y no ha existido una verdadera voluntad de consolidarlo por los posibles inconvenientes que podría generar para los propios residentes que priorizaban su descanso o su tradicional estilo de vida al desarrollo de un nuevo sector económico que podría actuar como dinamizador de su socioeconomía.

Este hecho ha favorecido por otra parte que el municipio mantenga en la actualidad un adecuado escenario de partida para poder consolidar una actividad como la turística. Cuenta con un entorno natural interesante, el frente de mar no está excesivamente construido, sigue manteniendo parte del valor patrimonial en torno al modernismo y sus cítricos siguen poblando el entorno de Borriana.
A partir de un escenario como el actual, se plantea la redacción del presente documento de planificación turística que deberá servir como hoja de ruta que oriente las actuaciones en materia turística, más allá de periodos legislativos, sirviendo al tiempo de guía para que el sector privado ordene y dirija sus inversiones al objeto de alinearlas con su destino.

El desarrollo turístico no puede ser un proceso impulsivo sin planificación que dependa tan solo de la voluntad institucional de cada corporación. Es un proceso de trabajo coordinado, consensuado en el que todos los actores deben aportar parte del esfuerzo. Solo así se puede conseguir que un municipio incorpore el turismo en su ADN.

El Plan Estratégico de Turismo de Borriana nace del impulso y la voluntad de redactarlo de la actual corporación, pero necesita del respaldo, apoyo e implicación de todos los actores relevantes. A lo largo del trabajo de diagnóstico y planificación de propuestas se ha contado con el sector y la población al objeto de incorporarlos en las diferentes mesas de consenso y contraste. El objetivo de incorporar a más de 65 personas en este proceso es doble, por una parte, escuchar sus propuestas y por otra hacerles responsables del proceso posteriori de puesta en marcha.

A partir de la presentación del plan se impulsará la constitución de la mesa del turismo en la que representantes públicos y privados del destino deberán trabajar coordinadamente por llevar a cabo las medidas que en este documento se incorporan. Solo de esta manera podrá consolidarse el turismo como una actividad dinamizadora de la economía de Borriana.

Actividad que, sin duda, debe volver a poner en su lugar al destino, a partir del refuerzo de valores que ya la hicieron relevantes como son su mar, su agricultura de cítricos, el modernismo, su puerto y productos del mar y la actividad náutica deportiva entre otros.

Será éste un proceso a medio y largo plazo, ya que no puede construirse un destino de la noche a la mañana, pero, sin duda, si el proceso se lleva adelante de manera consensuada y coordinada entre todos los actores, Borriana tiene ante sí un esperanzador futuro en materia de desarrollo turístico.