domingo, 10 de enero de 2021

Ninguna alternativa a los presupuestos de Burriana

 Por una vez y, sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con el Sr. Fuster, a la sazón, líder de la oposición del Partido Popular en el consistorio municipal de Burriana. Si señor. Estoy de acuerdo cuando se refiere al equipo de gobierno municipal de que si trabajaran en la empresa privada estarían todos de patitas en la calle. Tiene razón, pero le falta añadir que, incluso, la oposición también estará de patitas en la calle.

Pero antes de decir las cosas, deberíamos darnos una vueltecita y mirar a nuestro derredor, ver con quienes andamos, quienes forman nuestro grupo político, quienes el partido, a nivel local y otros y luego hablar. Seguro que si hiciéramos eso, hablaríamos de otra manera.

Soy de quienes piensa que siempre se puede hacer mejor, aunque lo hagan bien. Que todo es mejorable, a pesar de los errores. Que hay que tener un objetivo, un plan, un trazado y una visión de futuro y, por desgracia, a Burriana, “tu pueblo y el mío”, le ha faltado eso un equipo de gobierno, en los últimos treinta años, capaz de ver más allá de sus propias narices.

El pasado jueves asistimos al pleno de los presupuestos de nuestro Magnífic y, más allá de los proyectos iniciales presentados por el equipo de gobierno no se presentó ninguna alternativa por parte de los grupos de la oposición que no fuera la bajada de sueldos del equipo de gobierno y la crítica de todo lo que proponen.

Con un PP sin orientación, una ultraderecha donde está y un grupo de Ciudadanos sin rumbo, poca alternativa tiene el equipo de gobierno con unas inversiones que, si bien algunas deberían revisarse, suponen una mejora considerable de las infraestructuras de nuestra ciudad.

Después de hora y media de debate, sin presentar alternativa alguna al borrador presentado por el equipo de gobierno, se aprobaron los presupuestos para el presente año para la ciudad de Burriana unos presupuestos que tienen una capacidad inversora importante y que, junto con los fondos EDUSI, pueden sentar las bases de un futuro más prometedor para esta ciudad que, sin lugar a dudas, se lo merece.

No se dan cuenta, todavía, que el tema de los sueldos no vende, más que para su propia clientela. Si quieren ser gobierno, presenten iniciativas, requieran de proyectos y analicen ese futuro que quieren para Burriana que no fueron capaces de hacer cuando gobernaron. Y algunos aún está sentados en el hemiciclo municipal.

Hay una película que, creo recordar, se titulaba “todos a la calle” o era a otro lugar …….

Por cierto para refrescar la memoria publicaré los datos de los sueldos, otra vez, del año 2014, con gobierno del PP y los del 2018, con gobierno de coalición.



sábado, 2 de enero de 2021

Pese a todo feliz concierto de Año Nuevo 2022

 Se acerca la hora de comer. En el televisor suena la Marcha Radesky. Es el día de Año Nuevo y, como siempre, el concierto de Viena abre un año musical en el que, al menos, al principio los valses, las polkas y las marchas se abren paso después de una noche que debía de ser intensa y fue lo que fue.

Tras escuchar el Vals del Emperador y el Danubio Azul, el concierto entraba en su recta final. Riccardo Muti, el director, dirigió una actuación a la que pretendió darle una normalidad anormal; quiso hacer llegar a sus músicos y a los telespectadores el calor de su sexta dirección de este internacional concierto que reúne a decenas de millones de espectadores, quiso hacernos entrever una normalidad anómala que, el mismo, describió en las primeras palabras que dirigió, en todas las ocasiones que encabezó el reparto de los directores de este concierto, a cuantos estábamos pegados al televisor. Lo consiguió a pesar de todo.

A pesar de la sala vacía. A pesar de las precauciones tomadas para que los músicos pudieran actuar sin mascarilla, a pesar de los virtuales aplausos que les brindaron las siete mil personas que tuvieron acceso, desde todo el mundo, a la aplicación que se bajaron para la ocasión. Digo pues, que a pesar de todo eso el director nos dio el calor y el resultado que los oyentes esperábamos.

Sin embargo Muti presentía, que este año, los aplausos eran muchos más. Le llegaban las cacofonías de los millones de espectadores que aplaudíamos su magnífica interpretación y dirección que muchos comentábamos a través de las redes sociales con carácter particular.

Sin embargo, al llegar al final, la Marcha Radesky iniciaba sus primeros compases. La sala seguía vacía. Las flores, preciosas ellas de los maravillosos jardines de Viena, se aprestaban a, con sus pétalos acompasar y acompañar a esos músicos que nos habían brindado dos horas de hermosa música pero ellas, las flores, no estaban solas aplaudiendo, éramos millones de personas las que les seguíamos con nuestras palmas para que se sintieran acogidos y envueltos por el calor humano que se merecían.

Finalizó el concierto. Una emoción especial me impregnaba y una tristeza singular aparecía en mis ojos y mi garganta enmudecidas por el silencio que dejó el final de esa mayor expresión mundial de la belleza musical que supone el concierto de Año Nuevo.

Las butacas seguían vacías. El director se despidió del público ausente y de los siete mil que aplaudían virtualmente y, también, de quienes le veíamos triste por esta situación que nos toca vivir y que a él le ha tocado dirigir.

 Pese a todo feliz concierto de Año Nuevo 2022

martes, 29 de diciembre de 2020

Año de Mierda

Finaliza el pandémico año 2020. Con él quedan atrás muchas cosa, la mayoría no buenas, aunque si supiéramos sacar lecciones de lo que suele ocurrir en nuestras vidas a pequeña o gran escala, desde el ámbito personal, familiar, local o general, deberíamos aprender muchas cosas.

Deberíamos apreciar, primeramente, la importancia de la salud. Lo frágiles que somos. Darnos cuenta de lo que nos rodea y quienes nos rodean, de quien nos quiere y a quienes queremos. Deberíamos darnos cuenta de lo poca cosa que somos frente a la naturaleza, frente a las situaciones que vivimos y, como no, que nuestra condición humana, en líneas generales, es más fácil que nos lleve por el mal que por el buen camino.

El resumen del presente año, al que apenas le quedan setenta y dos horas, se resume en una frase muy corta, “Año de mierda” y así puede ser si no somos capaces de darle la vuelta a esta mala situación que estamos viviendo.

No aprendemos nada si no sabemos interpretar los aplausos a quienes estuvieron trabajando día y noche para intentar salvar una crítica situación. Continuaremos igual si somos incapaces de solidarizarnos con quienes más lo necesitan. Seguiremos viviendo de la misma forma insolidaria con nosotros mismos, con la naturaleza o el medioambiente si no sabemos apreciar estos envites que nos brinda nuestra forma de ser y de vivir en la que el poder económico y político parecen ser los únicos objetivos del ser humano.

Si el 2020, ese año de las fallas suspendidas, la Magdalena suspendida, les Fogueres suspendidas, los sanfermines, Misericòrdia, Mare de Dèu de Gracia, Santa Quiteria i Sant Joan, suspendidas por un bichito de ojos rasgados que vino del mismo lugar del que en los próximos días llegarán los Reye Magos, si, de allá, de Oriente y que en lugar de regalos nos trajo una crisis de salud mundial que tendrá una repercusión con trascendencia más allá de la propia salud, bien sea pública o privada.

Será un “Año de Mierda”, un año para olvidar, para quemar tantas y tantas cosas que han ocurrido en los primeros monumentos falleros que podamos plantar, sea cuando sea su “plantà” y que no será, probablemente, en el mes de marzo del año que iniciaremos en tres días.

Queda, todavía, mucha pandemia que atravesar. Mucho dolor por las muertes ocurridas y por las que aún están por llegar. Queda, también, muchas miserias por vivir; mucha insolidaridad, de todo tipo, pendiente de manifestar y nuestros gobernantes, gobierno y oposición continúan trabajando para que los ciudadanos pensemos que están buscando la solución cuando, ellos, sólo piensan en captar votos, no para solucionar nuestros problemas, sino para conquistar el poder unos y no perderlo los otros, aunque en esta ocasión me quedo con el gobierno, a pesar de todo.

Nos quedan horas de este “Año de Mierda” y empezamos un año de esperanza y de ilusión para que los vientos que nos han traído esto comiencen a girar para que un nuevo orden nos traiga algo mejor que lo que tenemos.

2021, tampoco te lo ponemos tan difícil

martes, 22 de diciembre de 2020

Museu de la Taronja. A veces, calladitos estamos mejor.

 Como profesional del turismo, la museística y el periodismo, no hay nada que me cabree más que escuchar a los concejales de nuestro Magnífic hablar del Museu “cerrado” de la Taronja cerrado por la indiferencia de dos concejales de cultura ineptos e ineficaces que llevaron a esta institución y sus contenidos al cierre más miserable.

En este mismo blog he reivindicado su apertura en infinidad de ocasiones, he aportado ideas, caídas en el más absoluto olvido e intentado que se abriera para uso y disfrute de los ciudadanos de esta ciudad cuyo periodo de esplendor y prosperidad se lo debe, principalmente, a “la fruita daurada” también llamada “taronja”.

Pero si al patetismo del último pleno, en lo referido a preguntas y explicaciones de sus señorías municipales, le añadimos el último comunicado hecho público por parte del Partido Popular sobre su posible apertura, es para ponerse a llorar.

Desde el PP burrianense se erigen, ahora, en los principales adalides y reivindicadores de su apertura cuando en realidad fueron la falta de gestión de los concejales de cultura Safont y Calpe, este último posteriormente alcalde, quienes llevaron al cierre definitivo de estas instalaciones sin que se les cayera ni una pestaña, sin rubor alguno y continuando en sus aposentos sin que nadie les moviera hasta que decidieron marcharse, por decir algo.

¿Por cierto, saben a qué partido político pertenecían ambos concejales? Al mismo que ahora emite esta nota tan reivindicativa. Cosa que por cierto me parece bien.

Más de una vez le he manifestado al actual concejal de cultura, a la alcaldesa y a otros concejales la necesidad imperiosa de la apertura de esta museo. En diversas ocasiones me he ofrecido a colaborar y si han tardado cinco años, demasiado tiempo para llevar a cabo una gestión eficaz, es el mismo tiempo que bajo mandato del Partido Popular en Burriana y en otras instituciones estuvo cerrado el mismo edificio.

Sigo reivindicando su apertura, su puesta en valor, su modernización, su visión histórica del pasado y su proyección hacia el futuro. Sigo queriendo que se abra y le hecho en cara al actual concejal de cultura y a la alcaldesa su ineficacia y su dilación en el tiempo de un tema vital para el turismo y la conservación de tan importante baluarte del pasado de esta ciudad. Pero de ahí a escuchar lo que dice el portavoz del Partido Popular en su último comunicado, es para ponerse a llorar. Nunca han pretendido colaborar.

Afortunadamente, la memoria no me falla demasiado y a  quienes hemos estado al pie de la información durante muchos años en esta ciudad, nos duele ver, oir y leer semejante hipocresía. A veces, calladitos estamos mejor. Y yo también, pero lo siento, no podía callarme.

 

domingo, 20 de diciembre de 2020

En Nochebuena y Nochevieja a medianoche en casita y tapaditos.

 A veces, creo que estamos un poco tontitos. Es entonces cuando tú, que estás leyendo esto te preguntas ¿ y por qué dice eso el escribiente?

Nos hablan de que nos vamos a hacer, como vulgarmente se dice, de la picha un lío por el tema de los horarios y de la posibilidad de desplazarnos. Sin ser más listo que nadie lo tengo muy claro después de las explicaciones del President Puig. Cada día a las once en casa y los días de Nochebuena y fin de año me dan una horita más, es decir a la hora de las uvas debo estar en casa, Y punto. Y, además, no puedes salir de tu propia comunidad y ni siquiera venir a verte aquellos familiares o allegados que no estén empadronados aquí.

Escucho hablar a algunos amigos, que no van a moverse de casa en todas las fiestas, y tienen un lío descomunal que si Madrid…… que Si Galicia o el País Vasco …… Castilla la Mancha o cualquier otra Comunidad autónoma de este país todavía llamado España.

A mí no me importa nada lo que hagan en cada una de estas zonas. Sé lo que tengo que hacer y no me mareo mucho, entre otras cosas, creo, es por varios motivos. Me gusta escuchar las noticias de mis emisoras de radio y, especialmente durante sus desconexiones nacionales.

Además, soy un frecuentador de nuestra televisión autonómica que informa de lo nuestro, veo nuestros pueblos, a nuestras gentes y nuestras costumbres y, también, hablan mi lengua, la otra, esa con la que me expreso cotidianamente y de la que tan orgulloso estoy de conocer y de utilizar.

Digo pues, que me informo de lo mío y, después, de lo de los demás con el objetivo de formarme opinión sobre algunos territorios, sus dirigentes y conocer también a sus gentes, sus pueblos y sus costumbres, pero primero lo mío.

Estos amigos liados, hartos de Antenas tres, cuatro, cinco o seis o una solo, no saben dónde están ni se enteran de que este estado descentralizado tiene Comunidades Autónomas que tienen los poderes y potestades que les han sido transferidas, a través de un “Estatut”, y cuya cabeza visible es en la actualidad el Molt Honorable President de la Generalitat, a la sazón, Ximo Puig.

En fin eso, que en la Comunitat Valenciana, a partir de hoy a las once en casa y el día 24 y 31 tenemos una hora más esa hora que nos asemeja a esa Cenicienta cuya carroza se convertía en calabaza a las doce y que si ahora no es una calabaza si que puede ser una buena sanción la que nos haga recordar eso que en Nochebuena y Nochevieja a medianoche en casita y tapaditos.

viernes, 11 de diciembre de 2020

Allegados

A largo de la última semana se ha hecho muy celebra una palabra que ha puesto de moda el Ministro de Sanidad. Una palabra que si lo eres podrás sentarte a mi mesa a cenar durante la Nochebuena o el día de Navidad. Una palabra que yo creía tener claro pero que algunos me han hecho dudar. La palabra, como ya sabrás, es la de “allegados”.


A lo largo de mi existencia, cada día más larga, afortunadamente, tenía entendido que persona allegada era aquella que tenía unos vínculos muy fuertes y, a veces, personales con otras. Sin embargo la utilización política de este vocablo me ha hecho dudar del concepto y pensar que podía estar equivocado.


A estas alturas del artículo aún no he consultado el significado que le da la RAE, Real Academia de la Lengua Española, si, aquella que limpia, fija y da esplendor, cuando termine lo consultaré por si estoy equivocado.


Por ejemplo, a mi vecino del 58 y del 62 los considero allegados; a mi amigo el cura, también; aquel que ponía y quitaba antenas. A ese amigo que tengo en Castellón, Onda, Gandía o en Beniganim y también a alguno más aunque haga tiempo que no nos veamos o estemos separados por muchos kilómetros.


Sin embargo, y a pesar de que todos los días los tengo dentro de casa, Pedro Sánchez, Pablo Casado, el del topo y el topo, la señora Bonig o el Cantó. La señora Ayuso, mejor calladita, tampoco es allegada y otros muchos, de un canal u otro de la televisión, por más que los vea, no son allegados.


No son allegados otras muchas personas que conozco y que los saludo pero que mi única relación con ellos es de ser de una misma población u otros a los que sólo me une una relación profesional o vecindad.


Considero que el significado de la palabra se le da a todas aquellas personas a las que servidor, por amistad, sentaría alrededor de una comida en mi propia casa y no con aquellos que lo haría por quedar bien.


Lo de los allegados, después de la familia, son aquellos que aprecias, que quieres, que reportan algo a la vida de uno mismo. Son aquellos que te aprecian, que te corrigen tus errores sin que te siente mal, es decir, aquellos por los que sientes y tienes en gran estima.


En fin, una vez más, creo que la mediocridad de algunas personas pone de moda palabras que tienen un gran valor y que con su uso despectivo sólo hacen que desvirtuar el lengua, los sentimientos y la realidad y belleza del habla como medio para expresar sentimientos hermosos.


Tras todo esto voy al diccionario para ver que dice la RAE de la palabra allegado:

-       Dicho de una personaCercana a otra en parentescoamistadtrato o confianza.

-       Dicho de una personaQue vive transitoriamente en casa ajenapor lo común sin ser pariente del dueño.

 

Tras leer los dos significados que indica el diccionario, creo que queda claro que el sentido que tengo de esa palabra es el correcto.

A buen entendedor con pocas palabras basta. Estas navidades cenaré y comeré con la familia y con mis allegados sin infringir las normas que nos rigen

.

Saludos para mi familia y los allegados.


domingo, 6 de diciembre de 2020

En nada, hará cuarenta años

 Corría 1980 cuando, después de comer de este día festivo, conocíamos la noticia de que un descerebrado abatía a tiros a su ídolo a las puertas del edificio Dakota de Nueva York. Ese descerebrado era Mark David Chapman y el abatido John Lennon, y, en ese momento, el mundo se estremeció.

Se estremecía el mundo, enmudecía la música y millones de seres humanos embelesados por su música con los Beatles o en solitario sentían que algo se resquebrajaba dentro de su corazón. A partir de ese momento su ritmo ya no era el mismo. Desde el instante del conocimiento de la noticia todo empezó a tener otra música.

John, el mítico guitarrista y cantante del grupo Beatles, de la Plastic Ono Band y el creador de “Imagine” había enmudecido para siempre. A lo largo de estos últimos cuarenta años, desde su fallecimiento he escrito varios artículos sobre él, sobre lo que ha significado para algunos, entre los que me encuentro, por su creatividad, por su música y por sus muchas cosas que, conjuntamente con otros, han servido para fijarnos un cambio de gustos, de estilos y de formas de ver y sentir la música y la vida.

Y como no quiero repetirme, como el all i oli, os dejo dos links de escritos anteriores

 

 http://joanllidomeseguer.blogspot.com/2013/12/recuerdos-de-muertos-que-suenan-vivos.html

 

 http://joanllidomeseguer.blogspot.com/2012/12/treinta-y-dos-anos-sin-john-pero-con.html